Habitación para escribir, en Cali
con Vera Carvajal

Si siempre has deseado escribir y tienes una historia pendiente por contar; si deseas fortalecer tu voz propia; si deseas conocer, leer, explorar las voces ocultas de autoras; si deseas un espacio para la creación a través de la palabra, tendrás en Una habitación para escribir una experiencia vital y transformadora.

Vuelve Habitación para escribir de manera presencial en Cali, un espacio para crear y creer en la voz genuina y singular de las mujeres.

¿A quién está dirigido?
A mujeres, mayores de edad, interesadas en acercarse a la escritura, como una forma de manifestación vital de su existencia.

Cupo máximo: 15 participantes.

Inicio: Martes 20 de febrero de 2024
Horario: 6:30 – 9:00 p.m.
Intensidad por clase: 2:30 horas
Presencial en Cali
Número total de encuentros: 13 encuentros grupales – 2 encuentros individuales en línea (45 minutos cada uno). Materiales incluidos.

Formas de pago:

En cuotas:
3 cuotas: de $200.000 COP
(1a. antes del 20 de febrero
2a. antes del 20 de marzo
3a. antes del 20 de abril)

En un solo pago:
$540.000 COP en efectivo
$580.000 COP con tarjeta

Medios de pago:

  • Consignación a Bancolombia o Davivienda o cuenta Nequi
  • Tarjetas de crédito
EL LABORATORIO

El laboratorio de escritura creativa femenina, Habitación para escribir, se inspira en la obra homónima de Virginia Woolf, para la creación de un espacio-tiempo libre, flexible, regular y asistido, en el que las mujeres encuentren en el ejercicio de su propia palabra – dicha, leída y escrita – una propuesta de sentido y significación permanente.

En Una habitación para escribir podrás:

  • Resignificar la soledad, el silencio y el vacío para la creación.
  • Desarrollar capacidades de observación y escucha.
  • Encontrar tu voz narrativa y reconocer la vitalidad de tu propia historia como materia prima literaria.
  • Identificar las resistencias al ejercicio de la escritura y encontrar herramientas para sortearlas.
  • Generar un espacio-tiempo propio para la escritura.
  • Compartir la experiencia con mujeres en la misma búsqueda.
  • Conocer más de la obra escrita por mujeres: su bibliografía, su obra, sus aportes.
  • Llevar una bitácora literaria del taller con reseñas de las lecturas, epifanías, frases, hallazgos, anotaciones, como ejercicio diario de escritura.
  • Reencontrarte con el goce supremo de la expresión escrita.
  • Aprender acerca de teoría narrativa: creación de personajes, voces narrativas, entre otros.
  • Reencontrarte con el goce supremo de la expresión escrita.
  • Aprender acerca de teoría narrativa: creación de personajes, voces narrativas, entre otros.
LA EXPERIENCIA

Una habitación para escribir como laboratorio de escritura creativa, tendrá un ciclo de trece encuentros colectivos presenciales de dos horas y media cada uno y dos encuentros individuales en línea de 45 minutos, para una intensidad total de 34 horas. En cada uno de los encuentros colectivos presenciales, exploraremos las dos dimensiones de la escritura: el qué escribimos y el cómo escribimos.

En la dimensión del qué nos encontraremos cada sesión con una escritora que a través de su vida y obra, nos aportará elementos fundamentales para la escritura. Es la dimensión de encontrarnos con la historia urgente por contar y decantar hasta que aflore.

En la dimensión del cómo, abordaremos diversos conceptos básicos de las técnicas de escritura, permitiendo generar relatos, que serán seleccionados y publicados al final en un ebook de circulación cerrada.

En cada encuentro se realizarán ejercicios de escritura en caliente, que se alentarán a ser compartidos durante la clase.

El relato sin formato permite encontrar mayor libertad como acto fundacional en la escritura y en la exploración de formas narrativas, que permitan el encuentro genuino con la voz propia.

Cada semana en día martes, tendrás la posibilidad de tener un apasionante encuentro con la escritura, de la mano de Vera Carvajal, con la que adicionalmente tendrás dos encuentros de 45 minutos, como asesoría individual de tu proyecto de escritura.

Adicionalmente, tendrás en la zona de recursos en línea a través de la escuela virtual de Casa Habitada, en la que encontrarás podcast, bibliografía, ejercicios y un foro, para ampliar los temas abordados en los encuentros.

Adicionalmente, tendrás en la zona de recursos en línea a través de la escuela virtual de Casa Habitada, en la que encontrarás podcast, bibliografía, ejercicios y un foro, para ampliar los temas abordados en los encuentros.

LOS CONTENIDOS

YO PALABRA

  • Feb 20
    Virginia Woolf – Clara Janés
  • Feb 27
    Clarice Lispector

YO HISTORIA

  • Mar 4
    Alejandra Pizarnik
  • Mar 11
    Maya Angelou
  • Mar 18
    Astrid Lindgren

YO CUERPO

  • Abr 9
    Las primeras
  • Abr 16
    Alfonsina Storni
  • Abr 23
    Anaïs Nin
  • Abr 30
    Gioconda Belli

YO TIEMPO

  • May 7
    Mary Shelly
  • May 14
    Ana María Matute
  • May 21
    Svetlana Aleievich
  • May 28
    Margaret Atwood
LA NECESIDAD DE UN LABORATORIO DE ESCRITURA FEMENINA

La palabra es un acto cardinal de la existencia. A través de ella somos, nos vinculamos, creamos, fundamos memoria y dejamos la impronta del paso vital de nuestros días.

Para las mujeres la palabra es tejido multicolor, es la forma de vincular su mundo interior con el universo, es identidad, es puñal y es beso. Ha estado inscrita en la vitalidad de las nanas y en la pureza de las mortajas como tejido de historias. Y sin embargo la palabra para las mujeres ha sido acallada, pues desde sus estructuras sociales más profundas así se ha concebido.

No obstante allí han estado las voces de las mujeres (nuestras voces), construyendo desde la intimidad, pero también desde las plazas, cortando la respiración, resistiendo; siendo sombras que toman cuerpo para gritar su presencia, sin importar que hayan sido confinadas, invisibilidades y aún, desaparecidas de la huella histórica de la Humanidad.

El deseo de muchas escritoras de querer tener una vida en libertad, sin opresiones que menoscaben la autenticidad de su expresión, ha significado para algunas vivir en la marginalidad y para otras muchas sucumbir en el empeño ante las exigencias sociales y familiares o ante el molde de valoración crítica de su producción literaria, tan lleno de paradigmas inscritos en la forma de escribir masculina.

Es común escuchar a muchas mujeres decir que siempre han querido escribir, pero que no han podido. Los hombres han tenido derecho desde siempre a espacios y tiempos para sí mismos: el estudio o el despacho era una refrendación de la importancia de un lugar para ellos. Las mujeres hemos tenido espacios colectivos dichosos cuando son desprovistos de la servidumbre: la cocina, el costurero, pero jamás se ha previsto para nosotras de un espacio de ejercicio de la soledad, auténtica materia prima de la escritura y la creación.

Vera Carvajal, nuestra facilitadora

Directora de Casa Habitada en Cali. Escritora y periodista digital. Autora de Érase una mujer, libro del que ha vendido más de 20 mil copias y ha sido traducido al portugués y al italiano. Hace cinco años creó Una habitación para escribir, laboratorio de creación literaria femenina, como espacio-tiempo asistido para muchas mujeres que han tenido el pulso de la escritura y aún no se atreven, logrando resultados bastante significativos para más de un centenar de ellas que en medio de este espacio han visto surgir sus relatos.

Menú